La imagen de mi marca personal

Yo hago libretas, agendas y álbumes desde hace mucho tiempo.

En 2014 me hicieron el primer encargo. Y después otro y otro. Al principio eran mis amigas las que me encargaban cosas, para ellas o para regalar. Luego fueron las personas regaladas las que me hacían encargos.

Todo el tiempo del que dispongo lo he empleado en hacer lo que me piden. Y las pruebas, las innovaciones, los diseños, los voy haciendo sobre la marcha, al hilo de lo que me encargan. No tengo tiempo de más.

Y nunca he pensado que iba en serio. Al principio me daba vergüenza enseñar mis trabajos. Tengo muchísimos cuadernos a los que les hice una foto de cualquier manera para acordarme de ellos, pero nada de pensar en enseñarlos.

Cuando abrí mi cuenta en Instagram, publiqué un par de cosas, con poca aceptación, fui creciendo en seguidores y perdí la vergüenza a finales de 2018, y en 2019 recibí mi primer pedido de «extraños».

Fue en ese momento, cuando alguien que no me conoce de nada me dice que le gustan mis álbumes y que quiere uno para su bebé, en ese momento empiezo a creer que hay gente a la que le gusta lo que hago y que quizá podría dedicarme a esta vida de artesana del papel y convertir mi adicción en un trabajo.

Sigue leyendo La imagen de mi marca personal