Escritura terapeutica

Escritura terapeutica
A mí siempre me ha gustado escribir y ya he dicho en muchas ocasiones que soy adoradora de las libretas. Es cierto que compro libretas y agendas a más velocidad que escribo, con lo que tengo más en blanco que escritas.
Algún día publicaré fotos de mi arsenal de cuadernos, escritos y en blanco. tengo de todos los tamaños, verticales, apaisados, rayados, cuadrículas, en blanco… Muchos de ellos comprados en los viajes que he hecho a lo largo de mi vida, otros en la papelería de la esquina 
 Pero mi perdición ha sido el momento en el que he empezado a hacerlos yo misma. Ahora, además tengo libretas hechas a mano en todos los momentos de producción. Algunas terminadas, otras por decorar, otras sin encuadernar, otras a medio cortar. Lo que decía, un arsenal. 
Escritura terapeutica
Y me encantaría usarlas todas, escribir en todas, cosas importantes, ideas chulas, proyectos, gastos, viajes, por hacer y ya hechos, pensamientos profundos y banales… ¡y listas! Me encanta escribir listas y tachar, sobre todo tachar.
Hay otra cosa que también he hecho mucho, a lo largo de los años, que es escribir las cosas que me hacen sentir mal. Situaciones incómodas, conflictos, esas ideas absurdas y pensamientos redundantes que se te meten en la cabeza y aunque sabes que no son ciertos, te están molestando y machacando y no paras de darle vueltas. A mí siempre me ha ayudado escribirlos, como una especie de liberación, es como sacar esas ideas de mi cabeza, y mirarlas desde otra perspectiva. Bien, pues hace poco, he descubierto que esto que yo he hecho desde que soy pequeña, se llama escritura terapéutica, tiene un objetivo claro y un montón de beneficios.
Escritura terapeutica
La escritura terapéutica es una herramienta muy útil para el desarrollo personal y el bienestar emocional y se ha mostrado también eficaz en la recuperación de personas que sufren ciertos problemas de salud mental, como la depresión o el trastorno de estrés postraumático. se trata de expresar de forma silenciosa pero significativa todo aquello que no sabemos o no podemos expresar en voz alta.
 Lo cierto es que la escritura puede llegar a ser una de las formas más poderosas y catárticas de terapia que existe, y lo mejor de todo es que está al alcance de todos y cada uno de nosotros. Y por supuesto, no son necesarias habilidades literarias. 
 Lo cierto es que la escritura puede llegar a ser una de las formas más poderosas y catárticas de terapia que existe, y lo mejor de todo es que está al alcance de todos y cada uno de nosotros. Y por supuesto, no son necesarias habilidades literarias. 
 Y ahora pregunto ¿no es muchísimo más terapéutico escribir en un soporte preciosísimo  que te motive y anime a tenerlo entre las manos y que además te ayude a fluir? pues eso, ni media palabra más, te hago una libreta o un diario, del tamaño quieras y lo decoramos a tu gusto. ¿Te enseño un ejemplo? Mira el video

¿Cómo elegir la agenda perfecta?

LA AGENDA IDEAL

Soy una adoradora de las agendas. Confieso que tengo más agendas que años he cumplido, o sea, que salgo a más de una agenda por año. Y digo tengo, porque, amigas y amigos, no he tirado ninguna. Así como lo leéis, soy una guardona. Hija de mi diogenera madre.

Las he usado de muchísimos tipos, de publicidad, temáticas, grandes, pequeñas, caras, económicas, días vista, semana vista, planificadores varios y diversos, algunas las he comprado solo por bonitas, otras porque era lo que necesitaba, o eso creía.

Durante mis años universidad dedicaba horas a mirar y comparar hasta dar con la agenda adecuada, porque no todas me valían. Necesitaba que cumpliesen una serie de características que para mí eran completamente necesarias para poder organizarme cómodamente. Al fin y al cabo iba a ser mi compañera durante todo un año e iba a darle uso diario, así que tenía que ser la agenda perfecta. Cuando pensaba que la había encontrado, tropezaba con otra que me gustaba más y la compraba también.

Después, cuando ya trabajaba y mis necesidades eran otras, (también dedicaba horas a mirar y comparar, jijij) compaginaba la que me facilitaba la empresa con alguna más para uso personal, complementado todo ello, con alguna libreta preciosa de morirse para anotar alguna lista imprescindible en ese momento.

 Muchas de ellas, han quedado sin uso. Tengo una preciosa del año 2.005 en la que no hay escrita ni una sola palabra, pero me enamoré de ella en el mes de julio en unas vacaciones en San Juan de Luz, y no pude resistirme a comprarla… Y así varias.

Soy también una gran amante de las listas. Hago listas de casi todo, (os reiríais de mí si vierais algunas de ellas). Es verdad que algunas ya las hago en el móvil, pero ello me priva del enorme placer que encuentro al tachar lo que ya está hecho, dicho, pedido, logrado,comprado, resumido o lo que sea que trate la lista. Tachar lo conseguido me encanta, tacho con bolis de colores, o marcadores . Siempre he tenido muchos colores fúor, pero ahora que me he vuelto un poco pastelosa, me he comprado también unos señaladores pastel que tachan fenomenal.

Así que, uniendo mis grandes amores de papel, libretas, agendas y listas, hace unos años me hice mi propia agenda, y la decoré a mi gusto. Imprimí cosicas que encontré por la Red, y la compuse con lo que yo creía que iba a necesitar ese año. Hice también algunas para mis sobrinas mis amigos me pidieron algunas, y volví a sorprenderme cuando recibí algunos encargos de gente que no conocía de nada. Al año siguiente, lo hice mejor. Compré el diseño de las páginas, y lo que faltaba, lo hice yo a mano.

Cada año he comprado un diseño interior diferente, pero a todos les faltaba algo, algún extra que a mí me parece importante, alguna lista, color o algún detalle que me motivara más…

A pesar de ello, he disfrutado muchísimo con cada encargo, con cada agenda que he compuesto (porque no todas las he organizado igual) y ahora creo que me voy a divertir muchísimo más… ¿por qué?, os preguntaréis… Pues porque este año, ¡¡¡tengo un diseño propio!!!

Siiiiii, lo habéis  leído bien. Este año, mis agendas, van a  tener un interior de diseño propio. El diseño es mi asignatura pendiente, así que, lo he dejado en manos de profesionales, yo lo he hecho un boceto a mano con todo lo que yo quiero que tenga y la magia la ha hecho @marianlemon, la diseñadora que ha creado mi logo.

Toda esta intro tan larga la he hecho para que sepáis que entiendo de agendas un rato y Marian entiende muchísimo más que yo, con lo cual, creo que hemos formado un equipo de soñadoras estupendo. Bien. A lo que voy. Llega el inicio de año. Necesitas una agenda, ¿puedes perder tiempo como yo en mirarlas todas a ver cual lleva todo lo que necesitas? ¿puedes pasar horas en las librerías, papelerías sin saber cual comprar?

Pues no, chicas y chicos, no debéis ir a la sección de papelería de ningunos grandes almacenes a ver y tocar todas las agendas de este año. Os aseguro que no es necesario, y además sales de allí con un gran malestar porque primero querrías comprarlas todas y después, porque crees que quizá la que has comprado no es realmente la más adecuada para ti y temes haber fallado en la elección.



CONSEJOS PARA ELEGIR AGENDA

Es por agilizar el proceso de busca y captura de la agenda perfecta que os voy a dar algún consejo para que este año la compra de la agenda sea rápida, fácil e indolora:

  1. Plantéate lo primero el uso que le vas a dar (haz una lista) personal, laboral, académico..
  2. Decide el tamaño que necesitas. Si la vas a llevar en el bolso, tamaño pequeño. Si va a estar en tu mesa, puedes elegir tamaño grande
  3. ¿Qué formato quieres usar? Semana vista, días vista, mensual, en blanco (aquí entramos en el mundo del bullet journal) y por supuesto si la quieres con el año natural o académico.
  4. ¿Qué secciones necesitas? (haz una lista) también puedes valorar si es necesario cambiar secciones, poner o quitar porque eso influirá en el tipo de encuadernación. Y valora si quieres decorarla y diseñarla tú, o quieres el diseño ya creado.
  5. Y por último, tendrás que decidir cuánto dinero quieres gastar.

Continuaré hablando de agendas en el siguiente post, pero para despedir éste, os enseño un video de una de las agendas del año 2020.